sábado, 4 de abril de 2009

ANULO MI VOTO

El próximo 5 de Julio se llevarán a cabo elecciones en Jalisco. A nivel federal elegiremos diputados, a nivel estatal diputados locales y a nivel municipal, alcaldes y regidores. Ante este escenario los ciudadanos tenemos 3 opciones:

1. Votar por algún partido político.
2. Anular el voto.
3. No votar.

¿POR QUÉ INVITAMOS A ANULAR INTENCIONALMENTE EL VOTO?

• Porque una elección que debería ser trascendental para la vida pública del Estado, es en realidad un circo grotesco de políticos partidistas, peleando por posiciones de poder y control del dinero y decisiones públicas. Estos partidos ya no tienen la capacidad de conducirnos hacia una democracia de calidad.
• Porque el voto nulo en México no tiene ningún valor jurídico y queremos darle significado político.
• Porque es tarea vital que los ciudadanos comprendamos que el dinero y decisiones que los políticos manejan de manera deshonesta e ineficaz son nuestros.

Sabemos que la anulación de votos no cambiará nada el 5 de julio, ya que en nuestra inservible ley electoral (creada por los corruptos diputados locales y federales provenientes de todos los partidos políticos), aunque vote sólo el 10% del padrón habrá ganadores. Esto es un signo más del cáncer democrático del país. Sin embargo, nos proponemos ejercer nuestro derecho de votar rechazando a todas las opciones partidistas y candidatos.

Creemos que tomar partido y votar por la oposición supone (en el mejor de los casos) entregar el mandato a una opción política seguramente igual de incapaz y probablemente igual de corrupta (dada la falta de condiciones para actuar de manera diferente) lo que ha demostrado la paupérrima oposición en Jalisco y el ejercicio de gobiernos y congresos de tercera en otros estados y municipios de la República. Los datos de confianza institucional demuestran el descrédito generalizado de la ciudadanía hacia los partidos políticos.

Consideramos que tiene mayor valor político anularlos a todos que participar en una competencia entre incompetentes. Haciendo una analogía, votar por un partido en nuestro país es elegir entre padecer cáncer o hepatitis C, o morir en la horca o por inyección letal; es aceptar la condena de vivir secuestrados por los partidos.

Con el abstencionismo tenemos un denominador común. TODAS LAS OPCIONES PARTIDISTAS nos parecen inaceptables. La abstención es a todas luces comprensible, pero en definitiva no la compartimos debido a las vidas que costó ganar el voto universal. Tratamos de pensar en perspectiva y creemos que abstencionistas y anulistas (quienes proponemos anular intencionalmente) somos una abrumadora mayoría. La abstención tiene el riesgo de ser interpretada como apatía por los políticos y fortalece su creencia de que hagan lo que hagan, no habrá consecuencias. Sabemos que el abstencionismo no necesariamente significa apatía, es también una postura política fundada en la evidencia de que votar no sirve de nada.

Tratamos de acelerar el proceso de construcción democrática del país que nos parece impostergable y en donde más tarde o temprano necesitaremos votar. No existe ninguna democracia sin sufragio universal, referéndum, plebiscito, revocación de mandato, así como mecanismos permanentes de control social sobre Lo Público. Levantarnos a anular nuestro voto nos convierte en ciudadanos ejerciendo el derecho de rechazar la nulidad de los partidos y sentar las bases para construir una mejor democracia. El Instituto Federal Electoral y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del estado de Jalisco, tienen la obligación de explicar al votante que además de tener el derecho de elegir a un partido específico tiene también el derecho de no votar por ninguno.

PARA POLITICOS NULOS VOTOS NULOS

Étienne von Bertrab, Gladys Martínez Fombona, Jaime Meade Altamirano, Carlos Páez Agraz, Jesús Carlos Soto Morfín, Margarita Sierra,

Queremos escuchar sus voces.
Contrastemos argumentos y aprendamos a ser Ciudadanos.

2 comentarios:

Héctor dijo...

Espero que reine la cordura entre los votantes de la próxima elección el 5 de Julio y en todo el país nos decidamos a enviarle A TODOS los partidos políticos mexicanos y al resto del mundo el mensaje de que ESTAMOS HARTOS DE ELLOS, acudiendo todos a votar, pero ANULANDO nuestros votos escribiendo sobre cada una de las Boletas la frase: “ANULO MI VOTO PORQUE ESTOY HARTO/HARTA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS”.

¿Por qué? Bueno, dicen que para muestra basta un botón y aquí les presento algunos:

Andrés Manuel López Obrador y sus serviles compinches de los Partidos del Trabajo (PT) y Convergencia postularon como candidata a Diputada Plurinominal a la “fichita” llamada Lucía Morett Álvarez, que ha demostrado con sus hechos de vida estar plenamente ligada a movimientos terroristas como las FARC de Colombia.

Digo que debe reinar la cordura para que no se les ocurra darles a estos dos partidos políticos los votos suficientes el 5 de Julio próximo como para que esta delincuente se escape de la ley al obtener el infame FUERO FEDERAL que se le concede a Diputados y Senadores para permitirles delinquir impunemente en este país.

Lucía Morett NO MERECE ser considerada ni tratada como una ciudadana común y corriente que se gana la vida de manera honesta mediante el trabajo agotador y desgastante como lo hacemos muchos millones de mexicanos que no vivimos a base de engañar, estafar o arrebatarle a los demás lo que legítimamente no nos pertenece.

Lucía Morett NO ES una ciudadana común y corriente porque en sus propias palabras ella se define así: “Soy antiimperialista, marxista, sandinista, guevarista y zapatista. Me siento identificada con la lucha de los pueblos dónde y como sea necesaria; dónde y como las condiciones lo permitan”.

Ella es una persona por quien Raúl Reyes (el Número 2 de las FARC e identificado como la figura ideológica más relevante de las FARC a nivel internacional y para más señas casado con la hija de Tirofijo, Jefe Máximo de las FARC), no tuvo reparo alguno para darle acceso a su propio campamento, situado en un país que no era el suyo y aparentemente sin que el gobierno de ese país supiese de su existencia.

Es un verdadero insulto a la inteligencia del pueblo mexicano pretender hacernos creer que Lucía era una simple estudiante de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM que asistía en Ecuador a un Congreso Bolivariano (lo que sea que esto signifique) y en el que por pura puntada unos amigos la invitaron a visitar el Campamento de Raúl Reyes en Ecuador, así, como si fueran a ir a un balneario a nadar.

¿Cómo quieren que nos traguemos la mentira de que Raúl Reyes, contra el que pesaban (según la Fiscalía General Colombiana) más de 100 procesos legales abiertos por los delitos de Terrorismo, Sedición, Secuestro y Asesinato y por quien el Departamento de Estado de EEUU ofrecía 5 Millones de Dólares por su Captura al ser considerado responsable de la expansión del tráfico de cocaína a ese país por parte de las FARC, iba a darle acceso a su campamento clandestino dentro de la selva ecuatoriana a un grupito de estudiantes X?

Lucía Morett NO ES una ciudadana común y corriente, ya que para evitar que le fuera aplicada la acción de la justicia en Colombia pudo contar con la protección personal de Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua (acusado de acoso y abusos sexuales incestuosos durante años, por su propia hija Zoilamérica en 1998). Esa protección no es algo que haría Ortega ni por sus propios ex-compañeros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Así pues, con todos los vínculos documentados de Lucía Morett con el EZLN, con el Frente Sandinista de Daniel Ortega, el Movimiento Bolivariano de Hugo Chávez y evidentemente con las FARC, por favor no pretendan que nos creamos la idea de equipararla con cualquier otro mexicano común y corriente porque NO LO ES. Ella es una activista política, una soldado de la izquierda en permanente lucha contra el sistema y como tal, debe asumir las consecuencias de sus decisiones y de sus actos.

DEBEMOS ANULAR NUESTROS VOTOS, porque habrá muchísimos candidatos DE TODOS LOS PARTIDOS que, como Lucía Morett, solamente estarán buscando la oportunidad de ser millonarios e impunes a costa de nuestros impuestos.

Como la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores están plagadas de SER-VIVIDORES PÚBLICOS, obviamente se protegen y se han “blindado” en nuestra Constitución para que no haya manera de que nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes, podamos impedir que personajes de su calaña lleguen a tener todo el poder y todo el dinero que esos cargos públicos representan.

Un claro ejemplo de lo anterior lo tenemos en todos esos “Políticos de Carrera” que se han enriquecido durante toda su vida brincando como acróbatas entre el Poder Ejecutivo (en múltiples chambas de Gabinete sin importar el partido político, como Porfirio Muñoz Ledo) y el Poder Legislativo, ya sea como Senadores o como Diputados de todos tipos: Local, Federal (elegido o Plurinominal).

Los Diputados Plurinominales no son más que una figura que los partidos políticos inventaron para que pudieran treparse prácticamente “gratis” al poder aquellos personajes que necesitan ser protegidos de la ley con el Fuero Federal (como Lucía Morett) o bien, como aquellos que de ninguna manera podrían ganar una elección por su MALÍSIMA REPUTACIÓN (Manuel Bartlett, Gerardo Fernández Noroña, Porfirio Muñoz Ledo, etc.)

¿Y qué harán si ganan su Diputación o Senaduría? Pues lo mismo que han hecho siempre: Continuar con su vida de Ser-Vividores Públicos, ignorando las verdaderas necesidades y exigencias de la mayoría de los ciudadanos y promoviendo solamente aquellos cambios constitucionales que les “den imagen” y les permitan aparecer en la prensa como defensores de la ciudadanía y la democracia, de modo que puedan obtener los votos en la siguiente elección para seguir prostituyendo su quehacer político, firmemente agarrados a la ubre del presupuesto federal y mamando millones de pesos, sin que nosotros como ciudadanos podamos impedirlo.

Un ejemplo más lo constituyen los “eternos” líderes sindicales (como por ejemplo Víctor Flores, Joel Ayala, Carlos Romero Deschamps, Joaquín Gamboa Pascoe, Francisco Hernández Juárez, Napoleón Gómez Urrutia o Elba Esther Gordillo), todos ellos surgidos de las masas del proletariado pero que se encadenaron al poder una vez que lo alcanzaron, acumulando riquezas tan excesivas como inexplicables y substancialmente documentadas, entre acusaciones de toda clase de malos manejos, arreglos “en lo oscurito”, bajezas y toda clase de traiciones.

Por todo esto es que YO ESTOY HARTO Y LOS CONVOCO A ANULAR NUESTROS VOTOS EL PRÓXIMO 5 DE JULIO.

Si conseguimos que en cada casilla electoral (que tienen un máximo de 700 votos en cualquier parte del país) exista una mayoría de más del 90% de votos anulados, no solamente lograremos anular la votación en esa casilla sino que obligaremos al Reconteo Distrital, con lo que no les será posible a los partidos políticos evitar que LA CANTIDAD DE VOTOS NULOS DE TODA LA ELECCIÓN SE CONVIERTA EN LA NOTICIA MÁS IMPORTANTE que dará la vuelta al planeta a través de la Prensa e Internet. Con esto, habremos enviado un mensaje fuerte y claro al sistema político mexicano y al mundo entero acerca de nuestro hartazgo y algo, aunque sea algo, por fuerza, tendrá que cambiar.

Jose dijo...

A mi juicio, esta campaña de anular el voto, debe implicar "llevarse la boleta". depositar un voto nulo, cuenta. Interesante sería no que se cuenten votos nulos, sino votos no depositados. Ahí sí se reflejaría un vacio de la sociedad, imaginen como se asentaria en las actas. Sería mas contundente